Los perfiles

Caminarán juntos hacia el descubrimiento de las alterrative:

Daniela Biocca, llamada Bobiú, de Grottammare, tiene un 39 de pie y un paso dulce pero DSCN5636firme de quien ha nacido entre las verdes colinas de Las Marcas y las playas del Adriático. Licenciada en Ciencias Políticas especialización Internacional, estudió entre Bolonia, Leuven (Bélgica) y Perugia. Nada más licenciarse, en 2009, empieza a colaborar con la ONG C.V.M. – Comunidad de Voluntarios por el Mundo en Porto S. Giorgio, siempre en Las Marcas. Con la misma organización parte a Tanzania en 2011 donde permanecerá hasta 2014, primero como voluntaria de servicio civil en el extranjero y después como representante del país, trabajando al lado de mujeres, jóvenes y niños. Se ocupa de la promoción de los derechos de las mujeres y en reforzar sus condiciones, sobre todo a través de la educación y el microcrédito. En febrero de 2014 el corazón la lleva al Sur de Sudán, donde se une a Stefano. En Wau, en el estado de Bahr-el-Ghazal Occidental, se ocupa de gestionar proyectos centrados en: agricultura sostenible, seguridad alimentaria y educación para la ONG Manos Tendidas. Después de 4 años en África y en el mundo de las ONG ha decidido encaminarse hacia el descubrimiento de cómo viven y luchan activistas que imaginan otro papel para las mujeres en la familia, en la comunidad y en la sociedad contemporánea. Actualmente vive en Amman y divide su tiempo entre el nuevo trabajo con las mujeres y las comunidades locales en el norte de Jordania y ALTERRATIVE.

 

Stefano Battain, llamado Teto, tiene un 46 de pie y una zancada amplia y veloz. Ha puesto DSCN0172un pie, a veces 2, en más de un continente, primero como estudiante, después como voluntario y por último como cooperante. Movidos  los primeros pasos en la búsqueda del otro primero en Sudamérica y después en India, Stefano ha seguido su recorrido hacia la Universidad de Birmingham para estudiar un máster en reducción de la pobreza y gestión del desarrollo. Sólo una de las etapas que lo han llevado a tocar suelo africano: Sierra Leona, Tanzania y Sur Sudán. Stefano inició como voluntario en servicio civil y después como representante del país en Tanzania, con la ONG CVM – Comunidad de Voluntarios por el Mundo, de 2008 a 2012, para después trasladarse a Sur Sudán con la ONG francesa ACTED, gestionando proyectos agrícolas orientados a la seguridad alimentaria entre 2012 y 2014. La investigación y la curiosidad hacia el desarrollo y la cooperación, sus contradicciones y las posibles alternativas, las dinámicas sociales como resultado de políticas y elecciones de los gobiernos, el nacimiento de formaciones colectivas estructurales, han empujado a Stefano a ulteriores reflexiones, a analizar la problemática desde un punto de vista global, a dirigirse hacia nuevos horizontes, como una brújula que señala los diversos mundos todavía por descubrir y debe hundir por primera vez sus pasos. Se pueden leer algunos relatos de su vida en África en su blog Notas de Viaje (www.stefanobattain.blogspot.com), colabora también con los sitos web: Anordestdiche (www.anordestdiche.com) y Slowear Journal (www.slowearjournal.com) . Actualmente en Jordania, trabaja con las comunidades locales y los refugiados sirios.

 

Beatriz García Bonelli, tiene un 37 de pie. Licenciada en Derecho por la Universidad de 12042266_10205424379988168_793977108_nSevilla en 1990. Hace un máster de Derecho Europeo y otros cursos varios. Ha realizado diferentes trabajos: asesoría legal en un sindicato, secretaria en dos empresas, también en el Ayuntamiento de su pueblo en el Departamento de Estadística y como traductora de francés e italiano en Congresos que se desarrollaban en Sevilla. El trabajo más bonito sin duda ha sido para ella en la EXPO 92 de Sevilla, una experiencia maravillosa. Por amor se trasladó a Italia. Allí vivió 6 años y trabajó en Luxottica como empleada en el departamento MUE (Almacén Único Europeo) después de un breve paso por Soldadura y Acabado Final. En Italia también impartía algunas clases de español. Más tarde con la familia se traslada a vivir a España, nacieron 2 niños bellísimos y desde entonces se ocupa de sus hijos a tiempo pleno. Su pasión siempre han sido las traducciones y para Beatriz: “es un placer poder ayudar a Stefano y Daniela en su aventura. Gracias chicos!!”.

Annunci